Precisamente por ser en las fechas en las que se celebra el Orgullo Gay, que este año está siendo un poco extraño debido a las circunstancias, el mes de junio es en el que más publicaciones referidas a la sexualidad aparecen. Puede que hace unos años fuera una casualidad, sólo buscando que coincidiera con el momento de la subida de las temperaturas y de las ganas de las personas por enseñar carne con menos ropa y eso, teniendo la sangre alterada por la estación; pero ahora no es posible creer que sea una casualidad, y tampoco tendría nada de malo aprovechar ese filón para sacar al mercado libros, manuales, revistas u otras publicaciones referidas a la vida sexual.

Lo mejor de todo es que no tiene nada que ver con la opción sexual, es decir: no se tratan de obras destinadas al público homosexual. Porque oye, a todo el mundo le gusta disfrutar de su sexualidad, y sin duda alguna, mucho más si es sexo gratis. Sin embargo, en estas relaciones sexuales, que no sólo tiene por qué ser de pareja sino también tocar el tema de las masturbaciones, toca currárselo mucho porque hay que conocer muy bien el propio cuerpo, y después, el de quien esté a nuestro lado. Nada que ver con las relaciones sexuales de pago, ni siquiera si hablamos de pelis porno, porque ahí todo va con un guión, y lo que menos importa es si los interesados disfrutan a partes iguales, porque el placer tiene un destino claro: en el primer caso el cliente o clienta, en el segundo el publico que visionará las escenas xxx. No es extraño que en estas fechas las webs porno tengan un importante ascenso de visitantes a sus canales de ciberporno o cibersexo gratis, ¿ver por dónde van los tiros?

Lo mejor de todo es que no tiene nada que ver con la opción sexual, es decir: no se tratan de obras destinadas al público homosexual. Porque oye, a todo el mundo le gusta disfrutar de su sexualidad, y sin duda alguna, mucho más si es sexo gratis. Sin embargo, en estas relaciones sexuales, que no sólo tiene por qué ser de pareja sino también tocar el tema de las masturbaciones, toca currárselo mucho porque hay que conocer muy bien el propio cuerpo, y después, el de quien esté a nuestro lado. Nada que ver con las relaciones sexuales de pago, ni siquiera si hablamos de pelis porno, porque ahí todo va con un guión, y lo que menos importa es si los interesados disfrutan a partes iguales, porque el placer tiene un destino claro: en el primer caso el cliente o clienta, en el segundo el publico que visionará las escenas xxx. No es extraño que en estas fechas las webs porno tengan un importante ascenso de visitantes a sus canales de ciberporno o cibersexo gratis, ¿ver por dónde van los tiros?

La sexología es la ciencia que estudia la sexualidad en los seres humanos, y aunque es una ciencia de reciente aparición, no llegando ni siquiera al siglo de vida, al menos por fuentes oficiales, sí que ha marcado una época en la historia y cultura recientes. Pasó por una época por la que mucha gente no quería reconocer que acudía a ella, o lo hacía con reticencias, pero últimamente el público se ha animado, y las publicaciones sobre este tema han alcanzado un auge importante. ¿Y cuáles son las consultas más frecuentes en sexología, aquellas cuestiones que generan más dudas? Pues para ellos, todo lo que tenga que ver con la potencia sexual, cómo aguantar más tiempo en la cama, y cómo tardar más tiempo en eyacular, por supuesto; y para ellas, cuestiones de calidad del acto sexual, cómo conseguir más placer o por qué no tienen tanto apetito sexual como ellos. Como vemos, es una cuestión de género, sí, pero no de sexo, por lo que poco importa si te sientes hetero u homosexual, porque tu actitud ante la sexualidad es lo que marca la diferencia, y lo que te genera unas u otras dudas.

Luego, por supuesto, podemos decir que no todas las obras artísticas que tienen que ver con la sexualidad tenga que ver con estudios científicos, ni con consejos o autoayudas; también otras manifestaciones de arte cómo son la literatura, la fotografía o la pintura pueden usar este tema como inspiración, y no hay duda de que realmente genera interés en un público bastante numeroso. Así que poco importa la época del año, o que se busque un reclamo para todas ellas: lo importante es que el sexo forma parte de nuestra naturaleza, y es normal que nuestra vida, nuestra sociedad y nuestra cultura lo tengan muy presente.